Últimas Noticias

Flexenclosure y Virtutel potencian los edge Datacenters

2017.12.04 | Se unen para crear una red de instalaciones Tier III

David King, CEO
David King, CEO

Flexenclosure comienza su colaboración estratégica con el proveedor australiano de telecomunicaciones Virtutel, con el fin de construir hasta veinte centros de datos en Australia. 

David King, CEO, afirma: 'Estamos encantados de establecer esta colaboración estratégica con Virtutel y muy emocionados de poder participar en la ejecución de su visión para una nueva red de centros de datos distribuidos en Australia. Esto también marca la entrada a un nuevo continente, expandiendo nuestra presencia global de nuestros centros de datos eCentre'.

David Allen, director general de Virtutel, explica: 'Elegimos a Flexenclosure debido a su gran experiencia en implementar centros de datos prefabricados en ambientes desafiantes y por su flexibilidad para asegurar que el diseño final fuera exactamente lo que requeríamos. Estamos seguros de que es el socio correcto para lo que será una implementación significativa de infraestructura TI en Australia'.

Los centros de datos prefabricados eCentre son de última tecnología, hechos a la medida y serán certificados Tier III por el Uptime Institute. El diseño base será estandarizado para todas las instalaciones nuevas, ofreciendo beneficios en eficiencia operativa, particularmente en las áreas de potencia, enfriamiento, UPS y administración y mantenimiento continuos.  

Las nuevas instalaciones se irán implementando durante los próximos tres años para ofrecer servicios de redes y colocación en áreas que no están atendidas actualmente. La empresa australiana implementará la primera instalación en Albury, Nueva Gales del Sur, a través de su subsidiaria VirtuDC. Luego, lo hará en más ciudades regionales de Australia con el objetivo de crear una red de centros de datos intercontectados que cubran el país. 

Su estrategia es hospedar infraestructura TI en centros de datos distribuidos para disminuir la latencia de las aplicaciones existentes, así como ofrecer una plataforma para tecnologías emergentes como Internet de las cosas (IOT por sus siglas en inglés) y vehículos autónomos. 

Las expansiones futuras se podrán realizar de forma horizontal y vertical, y tendrán funcionalidad de 'dark site' donde sea requerido, sin necesidad de contar con personal en sitio y gestionados desde un centro operativo de redes central.