Últimas Noticias

Vertiv anticipa los Datacenters de 2018

2017.12.06 | Integrarán instalaciones con el extremo de la red más inteligente y crítico

Rob Johnson, director ejecutivo y presidente
Rob Johnson, director ejecutivo y presidente

Vertiv anuncia la emergencia de los centros de datos de 4ª generación durante el próximo año, dentro de las cinco tendencias identificadas por un panel de expertos global de la empresa.

Rob Johnson, director ejecutivo y presidente, afirma: 'La evolución del extremo de la red, impulsada en gran parte por la adopción del Internet de las Cosas, está repercutiendo en la industria de los centros de datos en la misma medida en que lo hizo la introducción de la nube. Como vimos entonces, las implicaciones de un cambio tan trascendental tienen un largo alcance y, en algunos casos, resultan impredecibles. La única certeza es que las expectativas siguen siendo las mismas: un servicio fluido, inmediato e ininterrumpido'.

En principio, la compañía destaca que los Datacenters de 4ª generación integran de forma holística y armoniosa computación básica y en el extremo de la red.. Esto está ocurriendo con arquitecturas que ofrecen una capacidad cercana al tiempo real en módulos escalables y económicos, que aprovechan soluciones optimizadas de gerenciamiento térmico, fuentes de alimentación de alta densidad, baterías de iones de litio y unidades de distribución de energía avanzadas.

Las novedades en gestión y monitoreo se suman y permiten que hasta miles de nodos de TI operen en conjunto para reducir la latencia y los costos iniciales, aumentar las tasas de utilización, eliminar la complejidad y permitir que las organizaciones añadan capacidad de TI conectada en red cuándo y dónde la necesiten.

La segunda tendencia se refiere a que los proveedores de servicios en la nube se pasan a la coubicación: al centrarse en el desempeño y la escalabilidad, la coubicación puede satisfacer la demanda con mayor rapidez al mismo tiempo que impulsa la reducción en los costos. La proliferación de las coubicaciones también permite elegir socios en lugares que se ajustan a la demanda del usuario final, donde los proveedores pueden operar como instalaciones en el extremo de la red.

Otra tendencia es la reconfiguración de la clase media de los centros de datos, en el marco del crecimiento de las instalaciones a hiperescala y en el extremo de la red. Las organizaciones con varios centros de datos seguirán consolidando sus recursos internos de TI, y probablemente pasarán lo que puedan a la nube o a centros en coubicaciones. También reducirán el tamaño de sus instalaciones y aprovecharán las configuraciones de rápida implementación y escalabilidad. De este modo, las nuevas instalaciones serán más pequeñas, pero más eficientes y seguras, con alta disponibilidad. En partes del mundo donde la adopción de la nube y de las coubicaciones es más lenta, se espera que las arquitecturas de nube híbrida constituyan el siguiente paso.

Por otro lado, llegará la alta densidad a los centros después de 2018: actualmente, existen implementaciones de 15 kW en instalaciones a hiperescala, con algunas moviéndose lentamente hacia los 25 kW. La introducción de sistemas de computación hiperconvergentes y su amplia adopción constituyen el principal impulsor. Además, las coubicaciones hacen especial hincapié en el espacio de sus instalaciones y unas elevadas densidades en los racks pueden significar mayores ingresos. 

En este sentido, las densidades significativamente mayores pueden cambiar de manera determinante el factor de forma de los centros de datos, desde la infraestructura de eléctrica hasta el modo en que las organizaciones refrigeran entornos de mayor densidad.

Finalmente, Vertiv explica que el mundo está reaccionando respecto del extremo de la red ya que, a medida que más empresas mueven su computación hacia el extremo, es necesario evaluar de forma crítica las instalaciones que albergan estos recursos periféricos y la propiedad de los datos incluidos en ellos, incluyendo el diseño físico y mecánico, la construcción y la seguridad de las instalaciones periféricas y las cuestiones relacionadas con la titularidad de los datos. Así es que gobiernos y organismos normativos se verán cada vez más ante el reto de tener en cuenta estos problemas y actuar respecto a ellos.