Opinión

Gestión de riesgos en la industria automotriz

2018.07.12 | Por Gonzalo Vega, Engagement Manager en QAD

Gestión de riesgos en la industria automotriz

En el ambiente de negocio, el término 'riesgo' ciertamente se ha convertido en una palabra que puede tener cientos de implicaciones negativas.

Especialmente en la industria automotriz, los riesgos en la cadena de suministros pueden llevar a pérdidas que llegan al 5% de los ingresos anuales. El costo por minuto de detener la línea de producción llega a los $500 dólares por minuto.

El costo de los ciberataques llega a los $100,000 dólares por hora de producción detenida.

Es un hecho que las empresas que no le pongan la debida atención a la gestión de riesgos está en peligro sufrir grandes pérdidas e incluso de quedar fuera del negocio.

De acuerdo a las encuestas que la empresa QAD hace con ejecutivos de la industria automotriz en México, tanto armadoras como proveedores de autopartes priorizan los riesgos como sigue:

- Interrupciones en la cadena de suministro: 72%
- Fallas en equipos operativos: 72%
- Desastres naturales: 42%
- Incendios: 24%
- Huelgas: 20%

Detener la cadena suministro conlleva fuertes penalizaciones en la industria automotriz, por lo que estar en control de los motivos que pudiesen detenerla es un tema clave para las empresas.

¿Cuáles son los factores que pueden detener la cadena de suministro?

Los empresarios mencionan varios riesgos a considerar: ausentismo, ciberataques, falta de capacitación, rotación de personal, alteraciones en las vías de comunicación, entre muchos otros riesgos que llevan a la interrupción de la operación.

Si bien las empresas no pueden eliminar los riesgos en su totalidad, si pueden tener planes de contingencia y estar preparadas para reaccionar de la mejor forma y con las menores pérdidas posibles. Desastres naturales ocasionados por el cambio climático, como los que todos hemos atestiguado a últimas fechas; factores geopolíticos como la revisión del TLC que sin duda afecta fuertemente a la industria automotriz en Latinoamérica y ciberataques como el Ransomware que literalmente secuestran los servidores a las empresas son tan sólo algunos de los muchos riesgos que llevan a la industria automotriz y a muchas otras a tomar medidas para conservar su eficiencia y competitividad en los mercados.

Adicionalmente, las cadenas de suministro en la industria automotriz, cada vez más largas y complejas requieren de una mayor gestión a cada paso de los procesos. Las empresas deben, sin duda, tener planes de contingencia actualizados con una directriz clara entre las plantas y los corporativos que deje bien clara la situación y rol de cada uno de ellos durante una emergencia ya sea de tipo ambiental, política, socioeconómica, o por falla en alguno de los muchos procesos de la misma cadena de suministro.

Cumplimiento de estándares

Uno de los pasos fundamentales que las empresas automotrices siguen, y que incluyen planes de contingencia es el cumplimiento de estándares y regulaciones como son el ISO / 9001 estándar internacional para calidad de administración de los sistemas; el IATF 16949, que es la especificación para la gestión de los sistemas de calidad en la industria automotriz; finalmente la MMOG / LE para el desarrollo de un sistema de gestión de la cadena de suministro que contenga mejoras continuas.

Soluciones

Una de las preguntas más frecuentes es ¿Cómo lograr una mentalidad de prevención de riesgo?

La respuesta es relativamente simple y no difiere mucho de empresa a empresa. Adoptar una mentalidad de prevención, de acuerdo a los lineamientos ISO/9001:2015 requiere de comunicación, trabajo en equipo, y disciplina entre las áreas de la organización:

1. Determine los factores que pudieran alejar los procesos y el sistema de gestión de calidad de los resultados esperados.
2. Ponga en marcha controles preventivos para minimizar los efectos
3. Aproveche al máximo las oportunidades de mejora

Para llegar a este estado de consciencia, es fundamental que las organizaciones sigan pasos específicos:

1. Definir los riesgos
2. Priorizar
3. Tener planes de acción actualizados y disponibles
4. Hacer entrenamientos, pruebas y sesiones de validación de las soluciones y forma de prevenir o en su defecto enfrentar los riesgos
5. Tener monitores continuos y enfoque en la prevención

Sabemos que es imposible estar totalmente blindados ante la multitud de riesgos que pudieran afectas a las empresas; sin embargo, las organizaciones ciertamente pueden tener monitores y controles preventivos que minimicen algunos de los riesgos que se pudieran presentar.

El compromiso debe existir en todas las áreas de la empresa, desde la dirección hasta los obreros en las plantas deben tener acceso a los planes de contingencia y deben cubrirse todos los posibles requerimientos incluidos en los pasos para mitigar los efectos de los riesgos.

Finalmente, lo que mantiene a las compañías fuertes en su posición ante sus clientes y proveedores es la calidad de sus productos y sus procesos. La satisfacción del cliente es el resultado de la totalidad de los procesos ejecutados adecuadamente y que hace a las empresas eficientes.