Opinión

La industria 4.0: ¡Bienvenido a la revolución silenciosa!

2018.10.04 | Por Tadeu Viana, director de Ventas CALA de Corning

Tadeu Viana, director de Ventas CALA de Corning
Tadeu Viana, director de Ventas CALA de Corning

¿Te sorprendiste alguna vez al pensar en la velocidad de los avances tecnológicos? Pensá la forma en la que veías los programas de televisión o cómo utilizabas tu teléfono celular hace cinco años y comparalo con la forma actual – vas a notar algunas transformaciones que en el pasado, probablemente, hubiesen tomado décadas. La tendencia es que estos cambios ocurren con una frecuencia cada vez mayor e impactan directamente en nuestra rutina. Estamos en la cuarta revolución industrial.

También conocida como la era de la 'industria 4.0', esta generación en la que estamos inmersos es ciertamente la más dinámica de la historia humana. Diferentes tecnologías surgen, se desarrollan y se fusionan sin advertirlo. Cuando tomamos consciencia, ya disfrutamos de sus beneficios y hacemos cosas que poco tiempo atrás, parecían un sueño futurista. Si partimos de situaciones prácticas: mientras leés este texto, las innovaciones se prueban y perfeccionan para formar parte de tu día a día, como el 5G, blockchain, el internet de las cosas y el multicloud. Puede que no sepas a qué se refieren estas herramientas, pero sin embargo, dentro de poco tiempo tendrás contacto permanente con ellas.

El 5G es quizás la más familiar de las innovaciones - es la evolución del 4G, que recientemente le ha ganado espacio al 3G para generar velocidad de conexión cada vez más rápida en nuestros dispositivos móviles. Con la proyección esperada del 5G en los próximos años, el multicloud (un sistema de múltiples nubes que se integran en una única arquitectura para almacenar datos y ponerlos a disposición de forma rápida y segura), además del IoT (la tendencia de internet a integrar objetos, desde aplicaciones simples tales como máquinas de gaseosas que advierten cuando necesitan ser recargadas, hasta autos autónomos) seguirá su evolución. Además de estas diversas tecnologías, también existe el blockchain, un sistema de base de datos en las que la información puede protegerse de manera extremadamente confiable (un contexto que permitió la popularización de la moneda virtual bitcoin, aunque es sólo el primer fenómeno de los muchos que vendrán).

Estas innovaciones no actuarán de manera independiente, sino en convergencia al ampliar sus posibilidades. Junto a ellos, podríamos citar campos como la robótica, big data, análisis, inteligencia artificial, nanotecnología, realidad aumentada, tecnologías biológicas y muchos otros. ¿Y por qué surgen tantas revoluciones tecnológicas y se desarrollan en paralelo? La respuesta es simple: las condiciones nunca han sido tan propicias para crear soluciones disruptivas.

Innovar nunca ha sido tan fácil, especialmente en un mundo en el que la conectividad es cada vez más accesible y ágil. Estamos en el proceso de ingreso a la madurez digital. La clave de este momento son las tecnologías que proporcionan esta densificación de Internet, especialmente la fibra óptica – la forma más eficiente y rápida de transportar la red de datos que subyace en esta era digital.

La fibra hace mucho más que simplemente llevar la conexión a nuestros hogares. Existe todo un 'trabajo invisible' y muy importante: tecnologías como 5G, blockchain, multicloud e IoT requieren la instalación de antenas que son cada vez más pequeñas en tamaño (pero igual de potentes y rentables para conectar nuestro día a día). América Latina es una región en la que esta tendencia se ha intensificado (los datos de 2017 de la Asociación de Tableros de Fibra de LATAM indican un aumento del 18% en el número de redes de fibra óptica FTTH / B en un año).

Estos datos son parte de un proceso de continuo crecimiento observado en los últimos años, y podemos esperar una evolución aún mayor en un futuro cercano. La digitalización es una de las formas más prometedoras y efectivas para que latinoamérica dé un salto y aproveche las innumerables posibilidades de desarrollo de la industria 4.0. ¡Las transformaciones se notarán pronto! ¡Bienvenidos a la revolución!