Últimas Noticias

Cloud Datacenter, lo emergente

19-11-2020
Analizamos la actualidad del mercado de centros de datos, lo nuevo y las tendencias que vienen

El mercado de los centros de datos se encuentra atravesando un nuevo impulso debido al aumento de los servicios Cloud en el contexto de pandemia actual. Por un lado, están las telcos que con el 5G vuelven sus centros de transmisión pequeños datacenter Edge. El 5G maneja mucho más volumen de datos, las personas utilizarán mucho más los dispositivos móviles que antes, resultando una mayor necesidad de nuevas infraestructuras. Por otro lado, están los tercerizadores, multitenant que comienzan a abrir datacenters locales para acercarse a los negocios de cada comunidad.

Como consecuencia de la coyuntura actual en la que se encuentran los ciudadanos, el consumo de Internet se ha visto incrementado, ya que se utiliza como vía de conexión directa con la familia, amigos y el entorno empresarial. Por ello, en los últimos meses se han duplicado los usuarios en el tráfico relativo a videoconferencias -como Skype, Teams, Webex, Zoom, entre otras- comparado con las semanas anteriores a la crisis del COVID-19.

En este contexto, el entretenimiento está jugando un papel muy importante, con un aumento del tráfico de servicios de gaming online de un 30%. Las plataformas de video en streaming también son las protagonistas, doblando su número de usuarios y su tráfico. Además, el incremento del uso del gaming y de las redes sociales ha supuesto un crecimiento de un 50 % del tráfico de las grandes redes de distribución de contenido.

De esta forma, los centros de datos proporcionan un servicio vital, más importante que nunca ya que las personas reducen el contacto personal y confían en las comunicaciones electrónicas. El rápido aumento del tráfico digital para los servicios de comunicaciones en línea se mantendrá a medida que se aliente al público a mantener su distancia entre sí, mientras continúan trabajando en la medida de lo posible. Si bien los DCs tienen recursos y están diseñados para hacer frente a desastres como incendios y apagones, no han tenido que enfrentar una pandemia global antes.

Podemos definir el Edge como la tecnología que permite que los datos que producen los dispositivos IoT sean procesados en el lugar en el que se generan (una plataforma petrolífera, un coche conectado, una planta industrial, etc.), evitando tener que enviarlos en su conjunto hasta un datacenter externo o a una plataforma cloud.

De esta forma, las empresas que apuestan por utilizar infraestructuras edge ganan la capacidad para agregar y analizar datos masivos in situ, lo cual permite tomar decisiones casi en tiempo real. El Edge Computing reduce aún más el riesgo de exponer los datos confidenciales, ya que mantiene toda esa potencia informática en un lugar cercano. Esto permite que las empresas controlen mejor la proliferación de la información, como los secretos comerciales del sector, o que cumplan con las políticas normativas, como el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR).

De acuerdo con estudios realizados por varias consultoras como IDC, más de 50 mil millones de dispositivos se conectarán a internet para 2025. La mayoría de estos equipos serán gestionados por el Edge Computing, y podrían proporcionar nuevas aplicaciones, transformando muchos aspectos de las producciones industriales tradicionales y nuestra vida diaria.

Si bien la velocidad, la estabilidad y la continuidad de la conexión a Internet son vitales para los dispositivos de IoT de Cloud Computing, los dispositivos de IoT basados en Edge pueden funcionar como unidades automotrices. Por lo tanto, excluyendo cualquier problema, que surja de las brechas y vulnerabilidades en las conexiones a Internet y el software en la nube, así como rompiendo las limitaciones de las soluciones basadas en la nube SaaS. Según datos de Gartner, alrededor del 75% de la información generada por las empresas se manejará por fuera de la nube para 2025.

 

DC, IoT & Cloud

Según cifras de Frost & Sullivan, el mercado latinoamericano de IoT cerró el 2018 con 313 millones de dispositivos IoT conectados, y continuará su avance para llegar a los 995 millones de dispositivos en 2023. Así, el período que va de 2017 a 2023 registrará una tasa de crecimiento anual compuesta del 26,7%.

Ahora bien, el IoT depende de una serie integral de tecnologías, como la nube. En una década, el Cloud Computing ha empezado a cambiar el modo en que los negocios y las empresas trabajan, ayudando a conectar el mundo en un mercado en expansión.  La nube está haciendo posibles nuevas funciones que revolucionan la tecnología, y las características del IoT se están expandiendo rápidamente e impulsando la innovación en la industria del Cloud.

La arquitectura y las plataformas IoT basadas en la nube conectan los mundos reales y virtuales. Ayudan a las empresas a gestionar la seguridad y la conectividad de los dispositivos IoT, así como a recolectar datos de dispositivos, vincular dispositivos con sistemas backend, asegurar la interoperabilidad IoT y construir y operar aplicaciones.

La computación en la nube y el IoT sirven para aumentar la eficiencia en tareas cotidianas, y las dos tienen una relación complementaria. El IoT genera cantidades masivas de datos, y el Cloud proporciona una vía para que los datos viajen a su destino. Con un máster en IoT el estudiante tendrá la capacidad para diseñar e implantar soluciones y productos de éste tipo.

De esta manera, una plataforma Cloud IoT proporciona confianza en cuatro aspectos importantes: en cuestiones de seguridad frente a las amenazas de terceros; en el cumplimiento de la normativa de privacidad y el tratamiento de datos personales; en las opciones de interoperabilidad con la infraestructura existente en las ciudades; y en la disponibilidad de servicio y los datos ante una eventual catástrofe natural.

Es muy probable que el mercado de IoT continúe su trayectoria ascendente en el mercado, especialmente con el foco de atención de los principales proveedores. Forrester destaca que las aplicaciones B2B de IoT despegarán inmensamente este año, mientras que B2C continuará encontrando su equilibrio. Predice que el 85% de las empresas implementarán o planearán implementar soluciones de IoT

más leídas